Cetrería como control de fauna

El reciente incremento de la población de aves y otras especies ha conducido a las autoridades y conservadores de la vida silvestre a implementar el arte de la cetrería como una estrategia de control animal.

 

Si quieres saber en qué consiste esta técnica de cacería y por qué es importante utilizarla para el control de aves, es momento de que leas este breve apartado.

 

¿Qué es la cetrería?

En líneas generales la cetrería es una técnica de control animal utilizada para cazar usando halcones, águilas u otras aves rapaces. 

Los cazadores se valen de esta técnica para atrapar a otras aves, o especies de roedores como conejos y otros mamíferos pequeños.

Aunque su origen es bastante oscuro, existen indicios de que esta técnica fue emancipada por el ejército de Gengis Khan.

Estos antiguos mercenarios utilizaban a las águilas para cazar mientras cabalgaban sobre sus caballos.

 

Por qué es importante aplicar la cetrería para controlar la fauna

La cetrería es utilizada para tratar la reproducción desmedida de animales silvestres, debido a que ofrece técnicas bilógicas garantizadas.

Esto significa que el ave rapaz entrenada es la que se encarga de disminuir de manera natural la sobrepoblación de especies pequeñas de gran proliferación, como por ejemplo conejos.

En este sentido, la cetrería es una técnica quirúrgica de control animal que no supone el uso de armas o químicos tóxicos, ni mucho menos de elementos que atenten contra la flora y vida de otras especies. 

Estamos hablando, por lo tanto, de una actividad de protección medio ambiental que ofrece buenos resultados a un coste mucho más bajo que cualquier otra.

 

Cómo funciona el control animal a través de la cetrería 

Para entender mejor esa relación de cetrería y aves sobre el control de zonas naturales y urbanas, veamos a continuación las 3 tareas fundamentales que cumple la cetrería:

  • Mantenimiento preventivo: esta tarea se consigue mediante vuelos de reconocimiento, se establecen rutas de vuelo sobre zonas específicas para ahuyentar a los animales y mantener un control sobre la zona.
  • Introducción de aves rapaces en la zona: la presencia de un depredador natural en la zona afectada permite una reducción progresiva de la población de animales. 
  • Vuelos de caza: en esta etapa se realizan misiones de captura de manera selectiva, para recudir y mantener la población animal en un número aceptable. 

El incremento de la población de palomas, tórtolas, conejos y otras especies de fácil proliferación ha permitido que esta técnica se postre sobre la mesa. 

 

El aumento de estas especies en zonas rurales y urbanas genera problemas sobre la salud pública. Nos referimos a daños sobre: 

  • Jardines, parques públicos y cultivos.
  • Centros deportivos. 
  • Vehículos estacionados. 
  • Entre otros.

Cuáles son las zonas donde se puede realizar esta actividad

En cuanto al control animal, la cetrería puede desempeñarse tanto en el sector privado como en la gestión pública.

  • Zonas urbanas: aeropuertos, puertos fluviales, vertederos de basura y otros espacios. 
  • Áreas deportivas y de recreación: campos de fútbol, beisbol, golf, etc. Así como también centros de entretenimiento masivo.
  • Zonas rurales: fincas, cultivos, almacenes de cosechas y áreas de trabajo al aire libre. 

El tipo de aves más utilizadas para cumplir con este trabajo son aves como; Halcones, Águilas de Harris y cernícalos.

Escribir comentario

Comentarios: 0